FCA / Noticias

Reconocimiento al grupo de trabajo que conforma el PRODOCOVA

El Dr. José Pensiero, junto a su equipo de trabajo, recibió recientemente el premio “Fidel Roig”. Distinción, logros y acciones a futuro en esta nota en la que resalta también la importancia de la conservación de la biodiversidad.

¿Qué significa ser reconocidos con esta distinción?

Nos honra enormemente que este reconocimiento lleve el nombre de “Fidel A. Roig”, ilustre colega cuyano que falleció en 2008 y que fuera un gran maestro y conocedor de la flora nativa de Cuyo y de Patagonia.

El premio es un reconocimiento al grupo de trabajo que conforma el PRODOCOVA (Programa de Documentación, Conservación y Valoración de la Flora Nativa), por el desarrollo de iniciativas relacionadas con el uso sustentable de la biodiversidad.

Significa, además, que vamos por el camino correcto, aspecto éste de importancia ya que no son pocas las dificultades, y en especial las económicas, que tenemos que atravesar para alcanzar los objetivos propuestos.

 

¿Cuáles son los logros más importantes del PRODOCOVA?

Creemos que el logro más importante del PRODOCOVA ha sido formar un grupo interdisciplinario de trabajo. Grupo en el cual cada uno cumple un rol, cada uno contribuye con una parte importante del trabajo.  

Entendemos que la mejor manera de abordar el estudio de las especies vegetales nativas que tienen un interés o valor económico, científico o social (consideradas como Recursos Fitogenéticos), es a través de un abordaje interdisciplinario, combinando estudios considerados “básicos” con los “aplicados”. Los docentes-investigadores que participan o han participado en el grupo corresponden a distintas asignaturas o disciplinas (Botánica Sistemática Agronómica, Genética, Mejoramiento Vegetal, Microbiología, Ecología, Cultivos Intensivos, Dasonomía, Maquinaria), con distintas formaciones (Ingenieros Agrónomos, Biólogos, Licenciados en Biodiversidad e Ingenieros Forestales), y todos con títulos máximos académicos.

Si bien la mayor experiencia y logros del grupo lo estamos teniendo con la puesta en valor de algunas especies forrajeras nativas, de las que la Universidad ha inscripto 3 cultivares comerciales (Macroptilium erytroloma cv. “Don Augusto”, Macroptilium lathyroides cv. “Mancebo” y Desmanthus virgatus cv. “Kakan”), en el marco del Programa se están desarrollando estudios relativos a especies con potencial como frutales (Acanthosyris falcata “saucillo”, Eugenia uniflora “ñangaprí”), apícolas (Trixis praestans “tabaco del monte”, Cyclolepis genistoides “palo azul”), ornamentales (Croton urucurana “Sangre de Drago”, Tabernaemontana catharinensis “horquetero”) y forestales (Prosopis alba “algarrobo blanco”), entre otras.

Otro aspecto que hemos tenido presente en el Programa es el de involucrar a las empresas y a los productores en el desarrollo y puesta en valor de estas especies. Las empresas son las que van a tener que introducir estas en el mercado y comercializarlas, y los productores son los que en definitivas tienen que adoptarlos. Estos involucramientos se realizaron a través de varios convenios de vinculación tecnológicas, algunos de los cuales siguen aún vigentes.

Las colecciones biológicas, patrimonio de la Universidad, que permiten documentar las acciones del PRODOCOVA son el Herbario “Arturo E. Ragonese”, que cuenta en la actualidad con unos 26 mil ejemplares, y el Banco de Germoplasma “Ing. Agr. José M. Alonso”, en el que se conservan unas 700 entradas (muestras de semillas). Este último posee germoplasma único en el país de recursos fitogenéticos nativos. Otra colección de suma importancia es el Banco de Imágenes IRUPE, el que incluye unas 28 mil imágenes de la flora nativa de Argentina y de los tipos de vegetación característicos de cada ecorregión de nuestro país, la cual se encuentra disponible en la página web de nuestra Facultad (http://www.fca.unl.edu.ar/prodocova/IRUPE/index.html).

 

¿De qué manera se toma conciencia de la importancia de preservar especies? ¿Es una tarea constante?

La conservación de la biodiversidad es un tema del cual actualmente no existen dudas de su importancia. Pero requiere equipos interdisciplinarios de trabajo y proyectos a largo plazo. Estas son nuestras premisas. Dentro de la biodiversidad existente, se reconocen los recursos fitogenéticos, es decir, especies vegetales que tienen un valor para el hombre, ya sea actual o potencial, por sus uso forrajero, medicinal, alimenticio, apícola, etc. Argentina es muy rica en recursos fitogenéticos nativos (propios), los cuales está descuidando. Nosotros nos propusimos aportar nuestro granito de arena en este tema y nuestro nombre, PRODOCOVA, resume nuestro aporte. Documentamos la flora nativa en nuestro herbario, conservamos recursos fitogenéticos que consideramos estratégicos para la provincia y el país en nuestro banco de semillas y tratamos de darle valor a través de diferentes trabajos de investigación y desarrollo.  Por otro lado, siempre reclamamos en distintos espacios técnicos, políticos y académicos, la necesidad de que Argentina, y en particular Santa Fe, tenga una ley de acceso a los recursos fitogenéticos y los conserve.

Podemos dar un ejemplo de la importancia de algunos de nuestros recursos fitogenéticos. En la zona de influencia de nuestra Facultad y para gran parte del centro-norte de Argentina, las actividades ganaderas que se realizan disponen de una reducida oferta de cultivares forrajeros, y la casi totalidad de ellos corresponden a especies exóticas. La paradoja de esto es que en los mismos pastizales que a veces se eliminan para cultivar estas forrajeras exóticas, existen excelentes especies forrajeras nativas o “salvajes” con potencial de ser mejoradas e introducidas a cultivo. Nosotros hemos probado para algunas de esas especies que pueden pasar de salvajes a cultivadas en ambientes ganaderos del centro-norte de Argentina. De la misma manera, otras líneas incipientes de trabajo buscan introducir a cultivo especies de interés apícola, ornamental, alimenticio.

 

¿Qué acciones a futuro planifica el equipo de trabajo que lidera?

Desde ya, seguir profundizando cada una de las líneas de trabajos iniciadas, y generar protocolos de cultivo y manejo para los materiales que hemos desarrollado.

Pretendemos incluir nuevas líneas de trabajo, sumar nuevos recursos humanos al grupo, y ampliar la colecta de germoplasma a especies nativas de importancia forestal para la provincia de Santa Fe.

Por último, queremos agradecer a todas las personas que no forman parte del grupo de trabajo pero que a través de diversas interacciones han aportado al crecimiento del PRODOCOVA.