FCA / Noticias

Universitarios debatieron el futuro de la Educación Superior

En el marco del centenario de la Reforma Universitaria, la declaración final de la III Conferencia Regional de Educación Superior 2018 marca los lineamientos a seguir en los próximos 10 años en el escenario universitario de América Latina y el Caribe.

“En el centenario de la Reforma, afirmamos nuestra identidad regional, convencidos de tener una cultura y una historia compartidas que incluyen realizaciones y también desafíos no alcanzados. Hoy sostenemos la vigencia de principios fundamentales para la configuración de los sistemas universitarios en América Latina y el Caribe: la autonomía universitaria, la participación plural en el gobierno de las instituciones universitarias y el compromiso con la defensa de la educación como un bien público y social, y como un derecho humano y universal”, reza la declaración de los rectores de las universidades argentinas en la III Conferencia Regional de Educación Superior  2018 (CRES 2018) que finalizó este viernes en Córdoba, a 100 años de la Reforma Universitaria de 1918.

La ceremonia de clausura de la CRES 2018 fue el corolario de una semana de deliberaciones de autoridades universitarias, representantes de gobiernos, de la sociedad civil, docentes y estudiantes de América  Latina y el Caribe que se congregaron para debatir los lineamientos y recomendaciones para la Educación Superior en los próximos diez años en el continente. Participaron más de 10.500 personas de 33 países.

La declaración final de la conferencia, que se conoció el jueves en el Orfeo Superdomo de Córdoba, junto con el plan de acción,que estará listo en los meses siguientes, son los documentos que servirán de base para la participación latino-americana y caribeña en la Conferencia Mundial de Educación Superior de la UNESCO, que se realizará en París en 2019.

 

Los desafíos de la UNL

El rector de la UNL, Enrique Mammarella, y autoridades universitarias participaron de las deliberaciones que se realizaron en la Universidad Nacional de Córdoba durante toda la semana. “Al  escuchar la declaración final de la Conferencia hemos visto superadas nuestras expectativas previas. Nos corresponde a nosotros ahora establecer una agenda para poder dar cumplimiento a todo lo que se ha discutido y proyectado aquí, los universitarios debemos ser capaces de hacer la transformación que necesitamos y fundamentalmente poder trabajar en la integración de toda América Latina”, aseguró Mammarella  al finalizar las deliberaciones de la CRES 2018, en la que coordinó el panel “A cien años de la Reforma Universitaria”.

Puntualmente, sobre los desafíos para la UNL para los próximos 10 años, el rector aseguró que “se relacionan con nuestra misión institucional: pensar la investigación al servicio de la comunidad, la extensión social y cultural y, sin dudas, lograr el ingreso, permanencia y tránsito en tiempo de todas las juventudes que quieran acceder a la Universidad”, puntualizó Mammarella para sumar como desafío la pluriculturalidad en la tarea universitaria.

 

Siete ejes de debate

Los debates giraron en torno al papel estratégico de la Educación Superior vinculado al desarrollo sustentable de América Latina y el Caribe, la identidad cultural del continente, la internacionalización e integración regional, el rol de las universidades de cara a los desafíos sociales de la región, la investigación científica y tecnológica y la innovación como motor de desarrollo humano, social y económico para el continente latinoamericano y el Caribe.

“Consideramos fundamental impulsar políticas de Estado en la región que garanticen la expansión del sistema universitario aumentando el ingreso y la permanencia de estudiantes de sectores sociales populares y de territorios postergados a la educación universitaria. También, políticas que avancen en marcos normativos que contribuyan a la integración regional de los sistemas universitarios”, se indica en la declaración final de la CRES 2018.

Entre las definiciones más claras, la Conferencia de Córdoba ratificó que la educación superior es un bien social, un derecho humano y que el Estado tiene la responsabilidad de garantizarlo. También se pronunció a favor del acceso universal y de la creación de mecanismos de permanencia. Por último, se manifestó en contra de que las instituciones educativas tengan al lucro como un objetivo institucional.

Esta definición final, volcada en el plan de acción, contempla varios aspectos, entre ellos la ratificación del punto cuatro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidades. “Garantizar una educación inclusiva y equitativa de calidad y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida para todos” como una de las prioridades del plan definido por 193 naciones para el año 2030.

 

III Conferencia Regional

Organizada en conjunto por UNESCO-IESALC, la Universidad de Nacional de Córdoba (UNC), el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Educación de la República Argentina, la CRES 2018 fue una de las reuniones preparatorias para la Conferencia Mundial de Educación Superior que se llevará a cabo en París en 2019. A su vez marcó el centenario de la Reforma Universitaria de 1918, en defensa de la autonomía y democratización de la universidad pública. Las dos primeras conferencias fueron realizadas en La Habana, Cuba (1996) y en Cartagena de Indias, Colombia (2008).

Antes del cierre, representantes de las universidades indígenas de la región provenientes de Colombia, Bolivia, Ecuador, Panamá, Nicaragua y Argentina leyeron un documento en el que manifestaron a deuda histórica pendiente con los pueblos indígenas y afrodescendientes.

Este viernes por la tarde, para culminar los festejos por el centenario de la Reforma, en el escenario montado en la ciudad universitaria cordobesa, se realizó la primera colación masiva con egresados de todas las carreras de la UNC, los colegios secundarios, la escuela de oficios y las universidades populares.  

Posteriormente se realizó un show musical con la actuación de Las Ninfas, Los Caligaris y Los Auténticos Decadentes, lo que cerró la semana de debate universitario con la participación de más de 10.500 mil universitarios de 33 países de América Latina y el Caribe.